¿Cómo reducir el consumo de azúcar refinada?

Azúcar, con este nombre se conoce a la sacarosa, un disacárido compuesto por glucosa y fructosa que se extrae de la caña de azúcar y de la remolacha de azúcar.

De la rotura del tallo de la caña se obtiene un líquido azucarado que en bruto es de color marrón y puede ser consumido directamente o tras un proceso de refinación

Respecto a la remolacha , esta sustancia se encuentra en el líquido de las células de la raíz. El producto que se obtiene en este caso, tiene que ser refinado para que sea apto para el consumo humano.

Una buena alimentación debe ser fuente de energía para estar activo y en forma.

Los carbohidratos son nuestra principal fuente de energía, sobre todo los procedentes de alimentos sin refinar. 

El organismo descompone los carbohidratos en unas sustancias de sabor dulce, llamadas monosacáridos, de los cuales, el más importante es la glucosa, la que es aprovechada por las células para producir energía.

 Si el nivel de glucosa es excesivo, se convierte en grasa y puede dar lugar a la obesidad.

Antíguamente nuestra principal fuente de carbohidratos eran los almidones. Pero hoy en día lo es la sacarosa, el azúcar refinado de caña o remolacha.

El azúcar refinado no sacia el apetito, por esto, se tiende a ingerir demasiada. Además, no contiene vitaminas ni minerales y su consumo poco moderado causa obesidad, caries dental e hipoglucemia la cual, nos lleva a una adicción.

Para equilibrar la alimentación es conveniente aumentar el consumo de cereales, verduras y legumbres, y reducir las grasas saturadas y el azúcar refinado.

Algunos consejos para reducir su consumo son los siguientes:

  • Dejar de endulzar paulatinamente las bebidas calientes, una vez que te acostumbres notarás que saben mejor
  • No tomar refrescos, es preferible beber agua o zumo recién preparado.
  • Leer la etiqueta de los alimentos y bebidas envasados procurando no comprar los que tienen azúcar
  • Comer fruta al terminar cada comida.
  • No guardar dulces en casa
  • Comer galletas o postres elaborados con harina integral, frutas frescas o secas, poco azúcar y preferentemente sin grasas
  • Prueba otros edulcorantes como el azúcar de coco, la panela o siropes

¿Quieres recibir en tu mail nuestras ofertas? Inscríbete para que no se te escape ninguna!!

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar.
Esta web usa cookies. Si continuas navegando estás consintiendo nuestro uso de cookies.
Puedes saber más política de cookies