¿Qué nos aporta el consumo de algas?

Las algas las algas son vegetales marinos silvestres que crecen por sus propios medios. Poseen clorofila como las plantas verdes, sólo que en algunas de entre ellas, este pigmento está enmascarado por otros que les dan colores rojos o pardos.

 Nos aportan una alta nutrición bajas calorías ya que son pobres en grasas y sus hidratos de carbono se comportan en su gran mayoría como fibra sin valor calórico. 

Son los mejores correctores de las carencias actuales por su rico abanico nutritivo. Son muy ricas en yodo, hierro, magnesio y otros elementos minerales y como los terrenos de labor se están empobreciendo en estos nutrientes, las algas pueden complementar nuestra alimentación sobre todo en yodo.

¿Cuál es su valor nutricional?

Las algas tienen un alto valor nutricional ya que tienen una elevada concentración de minerales, vitaminas, proteínas y fibra. 

  • En minerales pueden superar a otros alimentos hasta 10 veces, cómo es el caso del hierro en espagueti de mar en comparación con el hierro de las lentejas o el caso del calcio de wakame y musgo de Irlanda en relación a la leche de vaca.
  • Sus proteínas contienen todos los aminoácidos esenciales, constituyendo un modelo de proteína de alto valor biológico, comparable en calidad a la del huevo.
  • Las vitaminas están presentes en cantidades importantes. Mención especial merece la b12, ausente en los vegetales terrestres y preocupación de muchos vegetarianos.
  • La fibra total que contienen es superior a la de la lechuga y similar a la de la col, favoreciendo las eliminaciones y el tránsito intestinal.
  • sus pocas grasas y su bajo poder calórico las hacen adecuadas en regímenes de adelgazamiento, pudiendo disolver el colesterol y la celulitis.

Por su riqueza nutricional se usan para mejorar y conservar, dando uniformidad y consistencia a otros alimentos y productos. Las utilizamos a diario formando parte de muchos elaborados

¿Por qué regulan el funcionamiento de nuestro metabolismo?

 Cuando una persona consume una cantidad de calorías adecuadas a su gasto de energía y engorda, puede ser debido a la carencia de este mineral en la dieta.

La carencia de Yodo es la causa de que la tiroides no fabrique suficientes hormonas y se produzca una falta de tiroxina en la sangre. 

Entonces el metabolismo se hace más lento en cuanto a la combustión de grasas e hidratos de carbono y también puede dar la sensación de que muchos órganos se vuelvan lentos incluidos los riñones, lo que produce una retención de líquidos.

Por esto, cuando hay una deficiencia de yodo es corriente  suministrar algas a la persona que tiene el problema, para de una manera sencilla y adecuada corregirlo. 

Con el consumo de algas, la pérdida de peso se consigue sin apenas sacrificios, pues al lograrse un aumento en la fabricación de tiroxina, se consigue también un correcto metabolismo de los azúcares y grasas con el efecto de conseguir un adelgazamiento natural.

Aunque las algas pueden ayudar en ciertos trastornos tiroideos leves, los trastornos tiroideos requieren siempre un diagnóstico y un tratamiento del médico.

FUENTE:Algas de Galicia: Alimento y Salud (Clemente Fernández SÁA)

¿Quieres recibir en tu mail nuestras ofertas? Inscríbete para que no se te escape ninguna!!

Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar.
Esta web usa cookies. Si continuas navegando estás consintiendo nuestro uso de cookies.
Puedes saber más política de cookies